domingo, 14 de junio de 2009

Corrupcion

En el foro cuyo link aparece aquí, se inició un debate sobre este tema y entré en él sin darme cuenta de que podia herir a personas a las que quiero. Así que me retiré y me refugio en este rincón más íntimo para reflexionar sobre el tema
Y lo hago copiando lo que en ese espacio publicó Anjana con su gran capacidad de analisis:

Yo también soy observadora de la política y no tengo ningún problema en decir a qué conclusiones he llegado:1º Todas las personas por su manera de ser, de pensar o por sus aspiraciones se acercan a los partidos. Unas veces forman parte de ellos y otras se ven representados por ellos. 2º Cuando forman parte de los partidos y son honrados, trabajan por el bien del partido pero si no lo son, anteponen sus propias aspiraciones y dan lugar a la aparición del sinvergüenza que llevan dentro, arrastrando con su delito al propio partido.3º Cuando no se forma parte del aparato del partido queremos que este actúe según nuestra manera de pensar y actuar y nos puede decepcionar cuando no sea así.4º En los años que llevamos de democracia han gobernado tres partidos con sus luces y sus sombras, pero de los dos que hoy en día subsisten dos y me da la impresión de que la corrupción no tiene el mismo significado para los dos partidos ni los votantes perdonan lo mismo a unos que a otros. Los votantes de izquierdas ni permiten ni perdonan los errores de sus políticos y les castigan con su abstención en las elecciones mientras que los votantes de derechas consideran que son pequeñas faltas y que no por eso hay que castigarlos ante unas elecciones porque peor es que gobiernen los contrarios.5º Ante hechos similares los partidos de izquierdas son juzgados y castigados y los de derechas son perdonados porque los hechos “casualmente” prescriben. (Casos Filesa y Naseiro)6º Ante sinvergüenzas individuales de cada partido, si es de izquierdas el responsable es el partido (Caso Roldán). Si es de derechas son garbanzos negros que aparecen por todas partes (el alcalde de Majadahonda) o intrigas de los partidos de izquierdas ( Caso Gürtel).Aunque es normal que nos sintamos decepcionados ante estas situaciones de corrupción hay que reaccionar y optar por votar a aquellos partidos que reaccionen con menos indecencia o votar en blanco, pero siempre votar y no perdonar ni olvidar la corrupción, si es de partido.

1 comentario:

elia dijo...

Vento, he intentado dejar un comentario en varias ocasiones, pero como sabes que soy torpe, nunca salió.
Recibí el correo dónde dices que no ha habido ni un solo comentario, yo lo hice.Veamos, si esta vez doy con la tecla, los haré