martes, 16 de junio de 2009

Sudaca

Sudaca como Garcia Marquez, como Victor Jara, como Gabriela Mistral, como José Martí. Sudaca como Mario Benedetti o Facundo Cabral, como Borges, Allende, Amado Nervo, Alfonsina Storni, Gonzalo Arango. Sudaca como tantos murcianos, argentinos, gallegos, ecuatorianos, asturianos, peruanos, que emigraron para dar una vida más digna a sus familias. Hermanos de lengua y cultura. Sudaca: ese soy yo y me siento orgulloso de serlo

5 comentarios:

nesko dijo...

Y Casares y Sábato y Zitarrosa Y Abel Posse y Montezuma y los dos Atahualpas y los Mayas, los Incas y Lautaro y los Mapuches (¡¡que raza!!) Isabel Allende y Manuel Puig. Siempre tendré una deuda con vosotros, y Octavio Paz. Y Mercedes Sosa y Violeta Parra y Soledad Bravo y Santos Discépolo y Chabuca Granda y Carlos Alfredo y Chavela Vargas y los Panchos y Madero, Villa Y Zapata y el inventor del Tango y al del son y la salsa y a Compay Segundo y Bebo Valdés y A la Nova Trova Cubana Y a los Médicos cubanos repartidos por América, y a todos los que en estos momentos olvido y al Ché Guevara. Porque estoy contigo en tus apreciaciones sobre Sudamérica Vento. Saludos en castellano para América, deseándole encuentren unos buenos dirigentes para sus justas reivindicaciones.Nesko

Anónimo dijo...

sudacas si, pero con la mejor intencion y cariño,para mi sudaca preferido que me hizo volar con la imaginacion tantas veces en macondo como en otros muchos sitios descritos en sus libros, para mi gozo y disfrute de una imaginacion tan fertil como humana,sudaca si yo nunca lo entendi en terminos despectivos, ni lo entedere nunca de esa manera para mi seran siempre mis sudacas con el mayor afecto,respeto y cariño ademas de gratitud para todos ellos

Ventolin dijo...

Gracias amigo Nesko por recordarnos a nuestros antepasados. Recuerdo cuando en los 40-50 la dictadura prohibía por peligrosos los libros de Lorca, Juan Ramón Jiménez, Alberti o Machado y que pudimos leerlos gracias a Editorial Losada de Buenos Aires introducidos en España clandestinamente por libreros amigos. Quiero hacer un homenaje a Aurelio el de La Escolar, amigo de mi padre y persona de amplia cultura al frente de aquella famosa librería de Gijón

atreyu uyulala dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros y con el término "sudaca" que le dais a la palabra, lo que no soportom son aquellos que lo utilizan para humillar, insultar o menospreciar a los que vienen aquí conseguir, una vida mejor para los suyos.
Cuando los españoles fuimos alli a lo mismo, o, huyendo de aquella negritud que nos envolvía, recibíamos el apelativo cariñoso de "gallegos", que en sus bocas quedaba dulce, y no agresivo y humillante...

TIKAL dijo...

Si sudacas son todos los que se desplazan de sus países para conseguir en otros una vida mejor para sus familias. Si sudacas son los poetas, escritores y cantantes que van con la verdad por delante denunciando la corrupción. Si sudacas son los que por un determinado ideal dan la vida, entonces y a pesar de que mis méritos son mucho más pequeños, yo me siento sudaca de todo corazón.