jueves, 18 de junio de 2009

XIMENA

Ximena es una gran mujer. Hace más de 5 años que la conozco y creo que la conozco muy bien. Es de mi edad, chilena, encantadora, alegre, inteligente, machadianamente buena, culta, alegre, madre y abuela adorada por los suyos...
Hace dos semanas me sorprendió no encontrarla conectada a la hora habitual. A la mañana siguiente, un mail de su hijo Ignacio me anunciaba que había tenido un derrame cerebral. Tanto este hijo como Raimundo y su nieto Andrés me cuentan a diario su evolución. Ya camina con cierta dificultad y puede usar el brazo derecho que es el dañado por el derrame. Tiene dificultades para hablar pero comprende todo y le interesa ver las noticias en la tele. Yo le escribo crónicas que le envío a sus hijos para que las impriman y se las lleven y me dicen que las lee con gusto. Espero que pronto se ponga ante el PC y podamos “comunicarnos”
Este relato de mi vida personal, refleja como une este medio de comunicación. Estoy compartiendo con los hijos de Ximena y me siento parte de su familia como ellos me sienten a mí.
Y al hablar de esta querida familia no puedo dejar de mencionar a mi sobrina nieta virtual: Sofia con la que chateo si coincide en casa de su abuela cuando nos conectamos

1 comentario:

TIKAL dijo...

Querido Vento: Me consta que gozas por doquier de unas excelentes amistades. Es más, diría que no hay un sólo país donde no hayas dejado tu huella de internauta y en todos ellos se te quiere. Lamento lo sucedido a tu amiga Ximena, pero parece que sus hijos han cogido a tiempo su problema y es de esperar que tu amiga en breve pueda estar nuevamente conectada en el PC. Ciertamente, con el PC tenemos un medio de comunicación muy rápido y sin fronteras que puedan impedirlo