viernes, 24 de septiembre de 2010

CONFESION

Este blog será más o menos interesante, más o menos bien escrito, más o menos variado.
Pero siempre será verídico y contaré lo que pienso y lo que siento.
Porque os quiero, quiero compartir con mis amig@s virtuales lo que me pasa.
Hace 20 días estábamos merendando en una terraza de Pola cuando le pregunto algo a Marilina y veo que no encuentra las palabras para responder. Intento tranquilizarla mientras me pregunta “¿Qué me pasa?” Pago y volvemos a casa y allí, poco a poco, vuelve a su estado normal. Javier, que estaba en Asturias con nosotros diagnostica que es un pequeño coagulo que se disolvió antes de hacer daño y recomienda una medicina para licuar la sangre.
Pedimos hora con el neurólogo que confirma el diagnostico y pide un escáner de cabeza y pruebas de corazón y analítica. Y en esas estamos. Queremos hacerlo en Asturias donde la Sanidad pública es tan buena como la de Madrid y más rápida así que este año prolongaremos la estancia aquí.
Según me dicen los hijos, no debo estar preocupado pero qué duda cabe que lo estoy.

1 comentario:

TIKAL dijo...

Querido Andrés: Desconocía lo que le había sucedido a Marilina y es de entender tu preocupación por ella. Estoy seguro que has adoptado todas las medidas necesarias tal y como te indicó Javier. Considero que es un acierto el que alarguéis vuestra estancia en Asturias dado que los servicios médicos son más rápidos que en Madrid. Fue una suerte que el pequeño coagulo se disolviera con cierta rapidez evitando así un problema superior. Todo ha sido un mal susto que ya pasó y la recuperación de Marilina será perfecta. Si por cualquier cosa nos necesitas sabes que estamos a vuestra disposición. Para tí un fuerte abrazo y un beso a Marilina.