viernes, 24 de septiembre de 2010

Pido disculpas

Escribí a favor de los correbous y recibí dos correos de dos personas catalanas y amigas con gran criterio. Ambas coinciden en señalar que ese festejo es una tortura para los animales que la padecen.
Por eso rectificvo y manifiesto mi disconformidad con los correbus a la vez que agradezco a mis amigos que saben corregir mis errores. Gracias Nuria, gracias David

No hay comentarios: