sábado, 20 de noviembre de 2010

GIJON DEL ALMA

GIJÓN DEL ALMA
Así se llama una canción que habla de la Villa Marinera. Porque Gijón es villa y no ciudad. Y cuando yo tenía 15 años era más villa que hoy porque en los 60 años pasados cambiaron muchas cosas…
Los playos o gijoneses lo llamábamos “el chiquito Londres” y a sus habitantes nos llamaban y llaman culo-moyau o mojado. La humedad en esa parte de nuestra anatomía era debida a que al sentarnos en la arena de la playa, en marea baja, se nos mojaba el lugar donde la espalda pierde su honesto nombre.
Y hablando de “honestidades” el entonces alcalde García Bernardo inauguraba la temporada de baños después de que el arcipreste bendijera las aguas del Cantábrico el 24 de junio, día de san Juan. Ese mismo día aparecían pegados en las farolas del paseo de la playa de san Lorenzo o Muro, el bando del alcalde en el que especificaba cómo debían ser los bañadores. Recuerdo que para el de las mujeres se especificaba el ancho del tirante sobre los hombros y la longitud de la falda. También se acotaban las zonas donde se podía tomar el sol y cuales pasear por la arena. Franco hablaba del “contubernio judeo-masónico” pero el verdadero contubernio era el eclesiástico-franquista.
Desde la Puerta de la Villa o Plaza del 6 de agosto hasta El Muelle, transcurre la calle Corrida. En aquella época, los domingos, era lugar de paseo para jóvenes y no tan jóvenes y, ya cerca del Muelle, en una placita, la banda de música municipal.
Antes de llegar al muelle, estaban los Jardines de la Reina y en ellos había un templete bastante rococó cuya utilidad era alojar unos servicios públicos. La socarronería gijonesa lo bautizó con el nombre de La mezquita de Ab ven a Mehar que si se quitan unas cuantas consonantes…
De estos Jardines de la Reina partían las dos líneas de tranvía que llegaban al gran Puerto de El Musel y a la zona residencial de Somió, dos lugares apetecibles para los adolescentes: El Musel porque en sus bares se compraba tabaco de contrabando y Somió porque podías bailar en Somió Park al aire libre. La primera vez que bailé fue en la verbena del Carmen en Somió, frente a la iglesia con Cheres Velasco y ni ella ni yo sabíamos con qué mano debería agarrarla y cuál era la que se subía.
Los tranvías llevaban remolque que en verano no tenia paredes laterales. Tenía un estribo a lo largo para acceder a los bancos de madera. El pobre “cobrador” no podía impedir que cuando llegaba al banco en que íbamos unos amigos, bajáramos por el costado opuesto en marcha para esperar al siguiente tranvía y llegar a nuestro destino sin pagar
Hay dos gijonesas que entran en este blog pero son bastante más jóvenes que yo así que no recordaran estas cosas jajaja. Les dedico estos recuerdos y otros que vendrán sobre nuestra villa marinera.

6 comentarios:

Berenguela dijo...

Conozco la canción es preciosa.
Lo abierto de los tranvias eran las jardineras ,me encantaban,ahora...tardabas en llegar a Gijon desde Somió,mas que ahora de Gijon a Oviedo ,jaja qué tiempos aquellos.
Y lo que tengo yo bailao en Somió Park con Joaquin ...la ovejita lucera y no se que mas cosas,bueno tremendo ,y lo felices que eramos y el buen recuerdo que tenemos...y que conste que yo no soy de las que digo que cualquier tiempo pasado fué mejor.......fué y está bien asi ,ahora hay que disfrutar lo que hay y dando gracias a Dios....

Ventolin dijo...

Ya sabía que una gijonuda saltaria al ruedo. ¡Claro que no ere mejor tiempo que el actual! Pero que nos quiten lo bailado ¿verdad? Yo recuerdo haber bailado con Antonio Machin y con Jorge Sepulveda

Berenguela dijo...

Jorge Sepulveda me encantaba.....Cerezo rosa floreció ,en un rincon de mi jardin" ....jajaja, !!Dios mio!!!

Ventolin dijo...

Sabía que las “gijonudas” sacarían más recuerdos del viejo Gijón. Berenguela participando en el blog y Morgana por un correo que reproduzco en el que, entre otras cosas, habla de la locura del alcalde Oliver cuyo origen militar le llevó a la increíble idea de hacer que caminaramos por la acera de la derecha jajaja. Nos libramos de que nos vistiera de uniforme. Después de este extraño personaje, rigió nuestra Villa un alcalde culto, amigo del Ateneo, y de un talante muy diferente de aquel con que nos obsequió el milico. Los gijoneses siempre preferimos la “autoritas” a la “potestas” ¿verdad Margarita?
Esto dice el correo de Morgana:
Querido Ventolín, menos de la banda de música en la plaza de Italia (yo la recuerdo en Begoña), lo demás me lo sé todo. Incluso que a los tranvías de verano que se llamaban "jardineras". A mi no me impusieron ya lo del largo de la falda o el tirante del bañador pero si que para subir o bajar la "cuesta Begoña" tenías que hacerlo por la izquierda (bajar) y por la derecha (subir); yo, cuando volvía de casa de mi amiga Charo que vivía (y vive) en Begoña, jugaba a engañar al guardia que vigilaba para que la gente fuera civilizada y cumpliera la norma municipal; una vez conseguido, me volvía y saludaba porque era así de chula. Y todo gracias a Don Cecilio Oliver Sobera. Y en una boite que se llamaba "Darling", cerca de la calle Corrida, el camarero te llamaba la atención si al bailar te arrimabas en exceso (según él, claro). También me acuerdo de las verbenas de la plaza del 6 de agosto (vivíamos allí y mi hermana sigue viviendo en la misma casa). Y las de Begoña. Del Naútico... De Vicente, el heladero de los Valencianos que se ponía en La Escalerona y nos abría los barquillos que comprábamos enfrente y nos lo rellenaba con el helado del gusto que quisieras. En fin, no eres tú sólo el que tiene recuerdos.
Un beso,

Ventolin dijo...

Minervina es una paisanina de Mieres. Antes enseñaba Literatura en Segivia. Hoy tiene una cantera de piedras en un riñon. Y escribio en los foros y copio lo que dijo y mi respuesta:
YO NO SOY GIJONESA PERO SÍ ASTURIANA Y CREO RECORDAR, ALLÁ A LO LEJOS DE LA MEMORIA, UN TRANVÍA EN LOS GIJONES CUANDO ERA UNA CRÍA E IBA CON MIS PADRES A LA PLAYA. DE LAS INDICACIONES QUE CONSTABAN SOBRE LOS BAÑADORES FEMENINOS.........NI IDEA. INCLUSO RECUERDO LA CONCENTRACIÓN DE LOS HOMBRES EN DETERMINADO LADO DE LA PLAYA DE SAN LORENZO CUANDO LLEGARON LOS PRIMERÍSIMOS "DOS PIEZAS" MI PADRE SE REÍA Y MI MADRE SE ASUSTABA PORQUE "NO SE SABÍA ADÓNDE ÍBAMOS A LLEGAR" JAJAJAJAJA. SEA COMO SEA, SOY UNA ENAMORADA DE GIJÓN, Y DE OVIEDO, Y HASTA DEL PICU URRIELLU, DE TODO ESE TERRITORIO QUE SE LLAMA ASTURIAS. MINERVINA.
¡Ay Minervina,
Tu relato delata tu juventud. Lo de las dos piezas es cosa de hace un par de años. Antes de eso la playa estaba dividida en zonas. La más proxima a la Pescaderia y hasta la Escalerona era la que usabamos los gijonudos para el baño. Despues estaban las del "sabanu" mujeres que venian de Leon a tomar 9 baños seguidos lloviera o hiciera sol. Se cubrian con unas ropas blancas muy amplias y de ahi lo del sábanu. A continuacion venia la zona de juegos y, ya al final, en lo que se llama Miami cerca de la desembocadura del Piles habia cierta permisividad por lo alejado del lugar. En aquella época venian de Leon las del sábanu y harina de contrabando para poder hacer pan que estaba racionado y de Asturias ibamos a Leon a "secar" de las lluvias de Asturias,

Ventolin dijo...

Cristina suele firmar como Morgana y me pide que suba esto que ella no puede por algun duende informatico.
Qué ye aquel cosu amariello que da vuelta en les esquines
y con la lletricidá atropella les gallines
Que con el trole, trole, trole
que con el trole del tranvía
que con el trole, trole, trole
que ya me tienes aburrida Soledá


Los tranvías de Gijón son una calamidad
cuando no pinchen les ruedes falta la lletricidá
Que con el trole... soledá


Subió ayer en el tranvía un'con corte señorón
con un clavu del asientu rompió too el pantalón
que con el trole.... Soledá


Unos que eren de Gijón marcharon pa Venezuela
Y llegaron ellos antes que el tranvía a la Plazuela
que con el trole .... Soledá


Y así no se cuántas estrofas más. El que no recuerde la música que me llame y se lo canto!!!!!


Besossssssssssssssssssssssssssss