domingo, 26 de diciembre de 2010

ANECDOTA EMPRESARIAL

Allá por los años 70 trabajaba como director comercial en una empresa tabaquera. Esta empresa pertenecía a un grupo económico muy poderoso. Eran propietarios de la primera empresa de fósforos en España, una naviera, una gran empresa constructora, frigoríficos, calderas de gas, un banco, agencia de publicidad, compañía de seguros, empresas tabaqueras…
Y la historia comienza cuando me doy cuenta de que la Agencia de Publicidad que, lógicamente era la que hacia las campañas de la empresa tabaquera mi estaba engañando y colocaba en las calles menos vallas publicitarias de las que le contrataba.
Así que pedí audiencia al Presidente de ambas empresas, hijo del dueño del imperio relatado. Me recibió y le conté que si bien era cierto que el dinero que ganaba la Agencia entraba en su bolsillo derecho y lo que obtenía la tabaquera lo hacía en su bolsillo izquierdo pero todo le llegaba a él, yo prefería que entrara desde la empresa en que yo trabajaba.
Total que Alfonso, que así se llamaba el Presiden te, nos convocó a representantes de ambas compañías en su despacho para estudiar una nueva campaña publicitaria.
Llegó el día y nos presentamos en su sala de reuniones. De la Agencia llegaron 4 ó 5 personas incluido el Director. De la tabaquera su Director General y yo.
El responsable de creatividad dijo que traía tres propuestas o líneas de comunicación del mensaje publicitario y comenzó a explicar la primera. Cuando ya había terminado de explicar la tercera, Alfonso cometió un error que fue mi salvación
Se le ocurrió decir que la segunda le había gustado mucho. Yo vi el cielo abierto y supongo que el director de la Agencia también, porque se lanzó como un tobogán a alabar el buen juicio de su Presidente (y el mío) al haber elegido la línea más consistente por una y mil razones.
Y yo calladito dejando que cantara todas las excelencias hasta que las agotó. En ese momento me dirijo a Alfonso y le digo:
- Alfonso a mi me preocupa esta segunda campaña
- ¿Por qué Andrés?
- Pues porque te gusta a ti
Las caras de estupor eran impresionantes y el silencio que se hizo se cortaba. Y fue entonces cuando aproveché y dije:
- Alfonso: en esta sala de reuniones hay colgados en las paredes maravillosos cuadros de pintura moderna española pero… tu representas al 1 por millón de habitantes de este país. Tienes unos gustos propios de la educación que recibiste tanto en tu casa como en universidades extranjeras. Y esta campaña va dirigida a personas que tienen en su casa una lámina de cartón que representa la Sagrada Cena de Leonardo Da Vinci llena de cagadas de moscas. Y me pregunto si lo que te gusta a ti les gustará a ellos o será mejor usar otro tipo de mensaje…
Y allí se acabo la prepotencia de la Agencia y empezó mi tranquilidad

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Do you people have a facebook fan page? I looked for one on twitter but could not discover one, I would really like to become a fan!

Ventolin dijo...

Este persdonaje no debe saber nuestro idioma. Yo conozco el suyo pero NO QUIERO usarlo. Desde mi latinidad reivindico que se respete mi lengua y se ne dirija en ella.
Por otra parte, poco entiende si cree que pretendo tener seguidores en facebook. A mis casi 77 años todo afan de protagonismo ha caducado y lo que cada dia está mas vivo es mi deseo de ccompartir experiencias con mis iguales

Anónimo dijo...

What a great resource!