martes, 28 de diciembre de 2010

LO QUE NOS ESPERA...

Conocí a Juan Luis Cebrián cuando él era Subdirector del diario Informaciones bajo la dirección de Jesús de la Serna, gran periodista y mejor persona, y yo ejercía de Director Comercial. Recuerdo a Juan Luis como persona tan íntegra como inteligente. Era una época difícil, finales de los 60, con el franquismo en sus estertores, cerrando diarios y hasta volándolos físicamente.
Abandoné el diario ante una oferta que parecía más segura para un padre de 5 hijos pero con mucho dolor por dejar un trabajo apasionante que ayudaba, en la medida de nuestras posibilidades, a la preparación de la sociedad española ante el posfranquismo que se avecinaba.
Ya consolidado en mi nuevo trabajo, recibo una llamada de Juan Luis. Recuerdo que almorzamos en un Vips cerca de mi oficina y allí me propuso integrarme en un nuevo proyecto periodístico. Me dio miedo y decliné su oferta, solo Dios sabe con cuánto dolor y cuando vi nacer El País, mi dolor fue aún mayor. Durante años lamenté la decisión tomada. Cualquiera que me conozca comprenderá que mi vocación de vender tabaco no podía llenarme como me llenaba estar en el ojo del huracán informativo.
Juan Luis logró algo único en el mundo de la prensa: mientras en el resto de Europa los periódicos mas serios y solventes son superados en número de ejemplares por los sensacionalistas, El País se convirtió pronto en el diario Español de mayor difusión y así continúa.
Ahora me duelen otras cosas del Grupo Prisa en el que se está produciendo un verdadero tsunami. La cadena televisiva CNN+ desaparece del mercado gracias al pacto de Prisa con Berlusconi. Mientras tanto, Liberty Acquisition Holdings grupo inversor USA cuya relación con los inversores causantes de la crisis financiera que padecemos, me temo que saldrá a la superficie cualquier día, invierte 600 millones de euros en la editora de El País. Y por si fuera poco, Cebrián, el hombre íntegro odiado por la ultra derecha, reconoce en The Guardian su relevo al frente del grupo editorial.
Habrá personas que contemplen con agrado este panorama. A mí, que viví la represión informativa desde la infancia hasta mis 42 años, contemplo estos movimientos de desmantelar la libertad de expresión como algo triste y antidemocrático. Por eso me aferro a Internet y su absoluta libertad y me uno a quienes luchan por que la Ley Sinde no prospere.

6 comentarios:

Berenguela I dijo...

Bueno ,se verá por donde sopla el aire.....
Me hacen mucha gracia tus blogs y me divierto ,eres igual que mi hhermana Lucre ,pero pa el otro extremo y entre tu y ella ....yo nadando entre dos aguas jeje ....hasta me lo paso bien

atreyu dijo...

La CNN+ ha desaparecido, en su lugar, algunos, podrán ver las 24 horas ININTERRUMPIDAS de Gran Hermano; yo no, porque me he tomado el trabajo de eliminar la emisora.
BIBA LA KURTURA!! Pero por favor, más lejos.

webventolin.net dijo...

Berenguela,Berenguela: seguro que tu hermana es mas guapa jajaja.
Si me lees, comprobaras que tengo criteriopopioy no eldecualquier comntarista de derecha, izquierd o medipensioista. Yi critrio me hallvao aser de izuierda pero,hasta hoy, nadie me llamó exremista

Ventolin dijo...

Querida Julia, tienes raon en hablar de ¡biba la kurura!porque cuanto mas burros, mas manejables.
Debemos serelunico pais de Euopa que tiene sus televisiones en manos de un corupto Pesidente de un pais extranjero...
¡Vivan lascaenas! como deian los fernamdinos

Berenguela I dijo...

Oye ,que cuidado tengo que tener contigo....que yo no te llamo extremista y ya se que tienes criterio propio ,falteria mas ,eres un caso.....
y si mi hermana es mas guapa ,siempre lo fue ,jaja

Ventolin dijo...

Berenguela del alma.
Juro por snoopy que lucreciaes m gupa, mas joveny ma extremista qe yo.
Pero a no ser que se produzca un milagro,yo soy as vijo,mas reflexivo. Y tambienmas ecumenico en elsentido laico de la palabra.