lunes, 28 de febrero de 2011

Flaviah

Esta mañana tuve que madrugar. Estaba citado a las 8 en el Ambulatorio para una extracción. Mi médico y amigo quiere saber cómo siguen mis constantes. Hace años que nos sigue y si tengo algo malo es por no hacerle caso.
Hacía mucho frío y volví a casa a desayunar. Después, me dediqué a ordenar archivos. Y me encontré con Flaviah, una mujer de origen vasco que conocimos vía Internet. Había vivido en Paris el inolvidable mayo del 68. Era una gran mujer y algun@s de los que siguen este blog también la conocieron.
Y se nos fue en 15 días. Un cáncer de pulmón nos la arrebató.
Pero nos dejó sus poemas y hoy quiero dejar aquí su presencia con alguno.

A la muerte de un poeta

Cuatro cuchillos de muerte...
y dos disparos manchados....
rompen el silencio inerte.....
de momento, le han callado.
!Ay Federico Garcia!
!ay metáfora divina!
Antonio Vargas Heredia...
te espera, en la calle arriba.
Calle arriba, calle abajo..
van siguiendo a Federico
un tricornio y dos gitanos...
desde el cielo llueve sangre....
que mancha todas las manos.
Una pregunta y dos penas
se me ahogan en la boca----
si matamos las ideas.....
¿estamos matando a Lorca?

A ti
Anoche soñé......
que el nuevo acento
de tu extraño idioma....
recorrió la geografia de mi cuerpo.
Tus manos extranjeras "dos palomas"
se posaron en el monte de mi pecho.
Tus labios, como un rio de dulzura...
con su tranquilo caudal, sin darse prisa...
abrieron mis surcos con ternura....
y se fundieron, tu rio, y mi sonrisa.
¿Lo mejor de mi sueño?...
nuestro encuentro.
Dos relojes, un punto de partida....
sincronia en el deseo, y el intento....
de robarle "azules horas a la vida"

soy de ley amigo.....
no la ley del más fuerte...
ni la del poderoso....
la ley? inteligente...
sin derribo, ni acoso.
flaviah-

Camino del Calvario
Es la hora sexta !mi amor!
te acompaño, a tu calvario...
huele a silencio y dolor....
lleva en la mano un sudario...
se le acerca con valor.
Se han mirado dos miradas....
se han cruzado dos dolores...
Magdala empapa la sangre
del Señor de los señores.
En su divina cabeza
un coro de ruiseñores
vá tejiendo una corona
de sangre de vino y flores.
Magdala, magdala mia...
sonrie !mi amor!, no llores.....
que la muerte es solo vida....
Maria de mis amores.
y aunque casi estoy muriendo....
la vida !Maria mia!
es un morir desnaciendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé cómo definir la tristeza que me causa el recuerdo de Flaviah. Me duele verla entre mis direcciones de correo y más aún me duele eliminarla. Por eso no lo he hecho aún. Hablé con ella por teléfono tres días antes de enterarme de que la habían ingresado y recuerdo que apenas tenía voz, la entendía mal y le dije que debía dejar definitivamente el tabaco porque sólo se estaba perjudicando. Lo recuerdo como si fuera ahora mismo. ¡Cómo podía yo saber que era la última vez que hablaríamos! A veces preferiría mirar para otro lado y no poder ver algunos aspectos de esta puñetera vida. Minervina.

Anónimo dijo...

No conocí a Flaviah, acabo de hacerlo ahora a través vuestro. Dulce sensible mujer. Duelen sus poemas y su ausencia. Como Minervina, intento tantas veces mirar para otro lado. No se puede, ya estamos hechos como somos. Amigos, un abrazo. Ana

Kero dijo...

Yo si tuve la inmensa suerte de conocer a ese extraordinario ser humano que fué..es..y será nuestra amiga Flaviah..fué hace algo más de dos años un frío dia de enero del 2009..que se volvió cálido en cuanto la conocí en ese rincón entrañable y cercano que es Van Gogh..así como a Miner, Ellaesmayor, Diego,Paz,Tara,Berta,Andrés..y a otros amig@s que ahora no recuerdo sus nombres(q me perdonen)..y allí también estaba la que ahora es mi compañera del alma..dando un giro a mi vida de 360 grados..un recuerdo cariñoso para tod@s en especial para Flaviah..os quiero mucho..Kero