lunes, 21 de febrero de 2011

SANEDRIN 2011

Cuentan los evangelios que el Sanedrín pidió a Pilatos la ejecución de Jesús. El Sanedrín podía ser como la Corte Suprema (70) presidido por el Sumo sacerdote. Estudiada la conducta de Jesús se le consideró peligroso. No pasó el examen de idoneidad.
En la Iglesia hay personajes que no pasan el filtro romano. Desde la muerte de Juan XXIII el retroceso hacia posturas conservadoras es innegable. Monseñor Romero es asesinado en el altar y sigue sin ser canonizado y como no cambie mucho el Vaticano, no lo será. Como arzobispo, denunció en sus homilías dominicales numerosas violaciones de los derechos humanos y manifestó públicamente su solidaridad hacia las víctimas de la violencia política de su país. Su asesinato provocó la protesta internacional en demanda del respeto a los derechos humanos en El Salvador. En una de sus homilías, Monseñor Romero afirmó: "La misión de la Iglesia es identificarse con los pobres, así la Iglesia encuentra su salvación." (11 de noviembre de 1977).
Pero Juan Pablo II va a ser canonizado. Y Juan XXIII, el llamado Papa Bueno, olvidado por el pastor alemán. Juan Pablo es el papa que humilló a Ernesto Cardenal ante las cámaras de televisión de todo el mundo.
Roma se preocupa más en contentar su conservadurismo interno llegando a volver a aceptar la misa en latín y arrojando a “las tinieblas exteriores” todo lo que signifique la opción por los más pobres.
Para terminar, reproduzco unas palabras de José Antonio Pagola que apuntan al núcleo del problema romano:
“El cristianismo no es una religión más, que ofrece unos servicios para responder a la necesidad de Dios que tiene el ser humano. Es una religión profética nacida de Jesús para humanizar la vida según el proyecto de Dios. Podemos "funcionar" como comunidades religiosas reunidas en torno al culto, pero si no contagiamos compasión ni exigimos justicia, si no defendemos a los olvidados ni atendemos a los últimos, ¿dónde queda el proyecto que animó la vida entera de Jesús?”
Habrá que interrogar al Sanedrín romano…

1 comentario:

Berenguela dijo...

De acuerdo