martes, 22 de febrero de 2011

USEMOS EL CEREBRO Y NO LAS VISCERAS

La sanidad y la enseñanza públicas son los dos factores que más igualan una sociedad. Se podrá discutir sobre la forma de cómo hacerlas llegar a los ciudadanos. Pero creo que no es discutible el derecho a tener acceso gratuito a ambos servicios.
Claro está que ambos bienes son o pueden ser fuente de pingues negocios y de ahí el interés por parte de los neo-conservadores en privatizarlos.
Probablemente será necesario profundizar en la mejor gestión de los centros públicos y es indudable que se necesita un sistema de remuneración que pague mejor al profesional que más se esfuerza en mejorar su preparación al servicio de la sociedad. Pero no veo la necesidad de añadir al coste de la sanidad o la enseñanza, el beneficio económico privado de quien la oferta.
En España faltan escasos meses para las elecciones autonómicas y municipales. Sería muy ilustrativo para emitir un voto más informado que los partidos nos explicaran con claridad cuál es su programa a desarrollar en estos terrenos.

1 comentario:

morganadelasaguas dijo...

Pues si que sería de desear pero aquí, con la que está cayendo, va a ser difícil que nadie nos explique nada!