lunes, 28 de marzo de 2011

DESDE PAMPLONA

Conviene saber que el ferrocarril español es hoy en día el mejor y más rápido de Europa. La transformación de de una red obsoleta en lo que es actualmente se inicio en el gobierno de Felipe González con el tren de alta velocidad de Madrid a Sevilla coincidiendo su inauguración con la de la Expo 92 en el 500 aniversario de la llegada de Colón a América. La etapa de 8 años de Aznar no logró inaugurar ni un kilometro de alta velocidad por el empecinamiento de su ministro Álvarez Cascos a quien lo sobra la primer parte de su apellido y está bien dotado de la segunda, en no utilizar a los expertos que construyeron con éxito el AVE (Alta velocidad) Madrid-Sevilla. En estos 6 años de gobierno de Zapatero Madrid está unido por este tipo de trenes con Barcelona, Málaga y Valencia. Antes de terminar la legislatura habrá más ciudades conectadas por trenes rápidos.
Hay un segundo nivel de velocidad que alcanza los 200 km/hora. El Alvia que es en el que viajamos a Pamplona. Como había solicitado ayuda a personas mayores, en Madrid una azafata se encargó del equipaje y nos dejó ubicados en nuestro sitio. Habían venido a recogernos Margarita y Alfredo y ésta no nos abandonó hasta vernos atendidos por la azafata.
En Pamplona entró en vagón un mozo que nos bajó el equipaje y se lo entregó a Elena que estaba con nuestra nieta María aguardándonos.
En realidad, como digo tantas veces, somos unos privilegiados.
Ya estamos en casa y llegó Javier pero apenas lo vimos y está estudiando. Con los nietos estamos encantados y con Elena no digamos: con ella desaparecen dos cosas: los problemas porque los resuelve y las penas por su sentido del humor.

No hay comentarios: