martes, 29 de marzo de 2011

MEDIOS DESINFORMANTES

La mayoría de las radios generalistas españolas ofrecen unas tertulias en las que el ruido es más atronador que las nueces. Los mismos tertulianos hablan de economía de política o deportes. Y lo peor no es que hablen: es que pontifican. Cuando escucho a un redactor que se presenta como experto en terrorismo, hablar de macroeconomía comprendo el dicho de que la ignorancia es muy atrevida. Y es de ver con que pasión argumentan desde su ideología como si ésta fuera dogma de fe. Es lamentable la beligerancia de la prensa de Madrid. La catalana es mucho más ponderada. El neoconservadurismo está inundando con su doctrina las ondas y las columnas de opinión como si no hubiera otra. El mayor énfasis de sus predicadores suele coincidir con su menor conocimiento del asunto de que hablan. Creen que tiene más razón quien grita más e interrumpe más a su interlocutor. Y así la tertulia se convierte en un galimatías incomprensible aunque en el fondo, es casi mejor que no se entienda tanta sandez.
En cambio, cuando se escucha el dialogo entre expertos en un tema (Radio Nacional tiene alguna tertulia de ese estilo), las opiniones son menos dogmaticas, los puntos de vista menos discrepantes y el respeto inconmensurablemente mayor.
Pero vivimos una etapa de pobreza intelectual que, igual que en programas de televisión, lo que importa es gritar y escandalizar con o sin razón. Así se logra idiotizar a quien se sienta ante el televisor o escucha una tertulia, se le ahorra la tarea de pensar y se consigue su adhesión a las más peregrinas ideologías.

2 comentarios:

atreyu dijo...

Es una suerte que haya algunas tertulias donde no se pontifica, no se interrumpe, no se insulta y no se descalifica.
Ojalá todas fueran igual, yo de algunas, por las que he pasado con cuidadín, me han producido un nefasto renacer de úlcera de duodeno, que ni te cuento.
Aunque claro, los puntos cardinales, son opuestos, no por el vértice como los ángulos, sino en su ideario, creo que político. Y para muestra un botón, donde te traen periodistas de otros lugares, para analizar mi realidad política, que es como es.
Menos mal que "mis mayores" y "mis menores", siempre me han dicho, que analice, que para lo "ideal" siempre me queda la "nuevanavidad" donde todo es "casi perfecto".

Anónimo dijo...

Un placer leerlos. Ana