martes, 31 de mayo de 2011

¿EN QUÉ DIOS CREE ROUCO?


 Una vez más la conferencia episcopal española muestra su montaraz talante. No es capaz de pedir perdón por los crímenes que bendijo durante el franquismo: tampoco quiere participar en un proyecto de reconciliación.
El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha confirmado que la Conferencia Episcopal Española ha decidido a última hora no participar en la comisión de expertos que estudiará la transformación del Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación, como iba a hacer en un principio.
La Conferencia Episcopal trasladó al Gobierno que "prefería que no hubiera una representación directa suya", por lo que han quedado excluidos.
Jaúregui, acompañado de los dos presidentes de la nueva entidad, Virgilio Zapatero y Pedro González-Trevijano, ha explicado que el objetivo es que el Valle de los Caídos deje de ser "un lugar de memoria de parte, un monumento a la guerra" y al "nacionalcatolicismo", para convertirlo en un lugar de "memoria reconciliada", como
El ministro se ha mostrado convencido de que la profesionalidad y la pluralidad ideológica de los miembros de la comisión hará que ese informe pueda ser aceptado por cualquier gobierno.
Según ha explicado, la comisión deberá establecer una simbología de dignifique a las más de 33.800 personas que están allí enterradas mediante "un memorial en las criptas o en el espacio central" y analizará las peticiones de exhumación que realicen los familiares.
Los expertos también tendrán que estudiar el caso de los cuerpos de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera porque deben analizar qué hacer con la simbología que pueda exaltar la guerra civil y la represión franquista, ha añadido.
El objetivo es que el Valle de los Caídos se convierta en "un lugar de memoria vivo", con exposiciones y actividades educativas "sin pretensión vengativa o de confrontación", y que sea también un centro de investigación sobre las consecuencias de las guerras civiles.
La comisión deberá resolver cuál será el órgano gestor del Valle -ahora es Patrimonio Nacional- y reformular la relación con la comunidad benedictina para que quede garantizado el uso religioso del templo. No se ha planteado, según ha apuntado Jáuregui, retirar la gran cruz que preside el monumento.
Los vocales son los miembros del Consejo de Estado Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Amelia Valcárcel Bernardo de Quirós, los catedráticos Carme Molinero, Alicia Alted, Carmen Sanz y Ricard Vinyes, además del profesor Manuel Reyes y el antropólogo social Francisco Ferrándiz, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.
También forma parte del comité Hilari Raguer i Suñer, historiador y monje de la Comunidad Benedictina de Montserrat.
Pero Rouco y su gente no quiere participar. Prefiere mantener abierta la herida de la venganza sobre los derrotados por la sublevación. ¿En nombre de qué Dios actuará este purpurado? Esto me recuerda el interés que muestra el PP en que siga abierta la herida de ETA. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre dioses, no tengo nada que decir puesto que ya dije, en más de una ocasión, que no creo en ninguno. Pero de Rouco, que no tiene nada que ver con un dios, prefiero no decir nada por si te cierran la página, Ventolín. Así que ese favor te hago. Aprovecho para saludaros a todos. Minervina.

Ventolin dijo...

No creo querida paisana que tu idea sobre Rouco difiera de la mía.¿Recuerdas la Codorniz hace muchos años?:
Bombin es a bombon
Lo que cojín es a X
Nos importa tres X que nos cierren la edicion.
Bueno, pues eso...

Anónimo dijo...

Jajajáaaaaaaaaaa !!! Me place amigos leerlos. Por ahora eso nomás, no les paso un matecito porque me ha salido tan caliente, que mi lengua ardeee...
Y mi indignación también, porque por h, b o c o quien sabe qué designio indivino, todo se me complica pa' pior dia a dia. Minervina, tu escoba a mas de tirar tiros, servirá para volar ? Me la tenés que prestar un rato...
Abrazos a todititos ! Ana

Jesús dijo...

Tú sabes Andrés, que yo no sé si soy agnóstico o ateo. Sé que mi vida la hago yo y procuro no hacer mal a los demás. Pero me declaro profundamente anticlerical.
A la Iglesia nunca le ha gustado dar la cara y prefiere mangonear todo con personas interpuestas. No estaba en el gobierno con Franco, pero estaba el Opus. No estaba la Iglesia en el gobierno cuando Ánsar, pero estaban Opus, Kikos, Legionarios...
Así la culpa siempre será del maestro armero, de la condición humana, de...

Jesús dijo...

Por cierto, que se dé prisa Zapatero que, cuando entren EsPPe, Rajoy y Esteban González Pons:

¡volverán banderas victoriosas al paso alegre de la paz (de los cementerios)!

Ventolin dijo...

Minervina y Jesus soy dignos sucesores de tantos enseñante que la dictadura persiguió con saña y terminaron su vida en los paises hermanos de America

Ventolin dijo...

Ya ves Ana por que lugares vuela la escoba de Minervina: lugares propicios a la verdad y la sana crítica no exenta de ese humor asturiano que la caracteriza. Estoy convencidso de que os entendeis muy bien.