martes, 26 de julio de 2011

TERRORISMO


El terrorismo es una lacra internacional. Se sustenta en ideologías xenófobas y, en general nace en sociedades nada democráticas y con índice de bienestar inexistente.  Desarrolla su actividad tanto dentro como fuera de su país. La hambruna de Somalia se ve incrementada por las acciones terroristas que dificultan las ayudas de organizaciones no gubernamentales.
El terrorismo está perseguido y penalizado en los países democráticos. Estos países también persiguen judicialmente la exaltación del terrorismo. Las sociedades de nuestros países están aceptando limitaciones en la libertad individual para defenderse de estos potenciales ataques.
Pero estas mismas sociedades están desarmadas ante los ataques de los movimientos xenófobos de la ultra derecha que crecen sin cesar. Aumenta la influencia en toda Europa de los partidos de ultraderecha. La única excepción es España, donde la ultraderecha está arropada dentro del Partido Popular.
La xenofobia ultra produjo la mayor masacre en las cámaras de gas nazi. Seis millones de judíos fueron gaseados por el régimen de Hitler que llegó al poder en unas elecciones democráticas.
El ataque a los emigrantes es el principio de males mayores. Empezamos exigiendo que sean expulsados a sus países de origen y terminamos disparando balas expansivas como en Noruega. Existen medios de comunicación que si exaltaran al terrorismo como lo hacen con la xenofobia, habría caído el peso de la Ley sobre ellos. Necesitamos defendernos de la ultraderecha con leyes tan eficaces como las que lo tenemos para defendernos del terrorismo.    

No hay comentarios: