martes, 27 de septiembre de 2011

MI BLOG

Este blog está abierto a quien quiera entrar pero está hecho fundamentalmente para la gente que quiero.
Y la gente que quiero no es como yo: en general es mejor. Por eso ni se me pasa por la imaginación intentar convencerla de mis más profundos sentimientos. Respeto los suyos como algo sagrado aunque esta palabra case mal con mis amistades agnósticas o ateas.
Pero si deseo aclarar algo que para mí es evidente: ninguna organización mantiene entre sus miembros un volumen tan autocrítico.  Me mantengo en la iglesia que me ilumina y esa no es precisamente la inspirada por Roma. Hablo de la iglesia peregrina en la que creyentes como Casaldaliga o Romero, Ellacuría o Kung siguen lo que Jesús nos dijo en el sermón de la montaña y creen, creemos, en ese Dios tan bien reflejado en la parábola del hijo pródigo. No creemos en ese dios que parece un guardia de la circulación indicándonos por donde debemos conducir.
Creemos en el Dios amor, en el Dios perdón, el que nos muestra que todos somos hermanos y, a partir de ahí, nuestra libertad nos lleva a vivir amando, perdonando y siendo hermanos o no.
Y quien vive así, sin necesidad de hacer referencia a Dios, PERFECTO porque la fe es gratuita y no necesaria para ser una buena persona.   

6 comentarios:

atreyu dijo...

A mi, como buscadora de algo especial y manteniéndome como no creyente, no practicante y al mismo tiempo, fiel a mis principios, y, a las personas que quiero; no permitiéndome la traición a los demás, ni de los demás a mi, proclamo:
¡Me encantaría, que todos los creyentes, católicos y practicantes, fueran sólo, la mitad de tolerantes que eres tú!
Porque, cuando te descuidas te juzgan, te interrogan, se meten donde no les importa y además son muy pelmas...
Os deseo lo mejor a todos los que compartimos el mismo cielo azul, con nubes o con estrellitas...

Ventolin dijo...

Querida Julia, ¿quién es practicante? ¿El que practica una serie de ritos y normas impuestas? En ese caso yo no lo soy. Prefiero ser el publicano que ayuda al que encuentra herido en el camino o la prostituta perseguida por los eclesiasticos de la época. Dice Jesús que éstos precederán a "los practicantes" en el Reino.
Sé que es una traduccion libre pero me gusta así

Berenguela I dijo...

De acuerdo.

atreyu dijo...

Por eso te he separado del "otro grupo" y te hago la aclaración.
Me daría con un canto en los dientes, si las personas que dicen que.... fueran tan tolerantes como tú.
Gracias por leerme.

Ventolin dijo...

¡Claro que te leo!
Porque eres clara como la luz de tu mediterráneo.
Porque dices la verdad aunque te perjudique
Porque defiendes tus principios con determinación.
¡Y porque me da la gana!

Anónimo dijo...

Desde mi agnosticismo, comparto totalmente tu criterio. Nunca me gustaron los dogmáticos vengan de donde vengan, y sí me siento bien con la gente de buena voluntad, igualmente vengan de donde vengan. Cualquier persona, si buena, es mejor. El corazón amplio y generoso me estimula, la solidaridad con el débil me emociona, y las formalidades por la formalidad misma me encrespa.
Hermano,seguí siendo como hasta ahora, pues sos un remanso de paz, hidalguía, honestidad,valor y bondad. Ha sido un privilegio para mí el haberte conocido. Abrazos a to@s ! Ana-abi