miércoles, 21 de diciembre de 2011

CARTA A SORAYA


Me lo envía nuestra buena amiga Alicia y quiero compartirlo. 
Alguna palabra de uso frecuente en España no lo es tanto en América, asi que las traduzco:
Careto: máscara para disimular las verdaderas intenciones
Crío: niño que se esta criado. Término que puede tener sentido negativo
Curro: trabajo
Molar: gustar, agradar


Querida: Me hirvió la sangre, me chirriaron los dientes y me clavé las uñas en las manos cuando te vi el domingo en la televisión sonriendo a pantalla y vendiendo humo político mientras respondías a las preguntas diciendo “el crío”. 
Antes de que creas que esta es una crítica gratuita de alguien que no comparte tus ideas políticas te diré que la hostilidad que me has provocado no tiene nada que ver con tu perfil político. Va por otro lado….y es mucho peor. 
Apuesto a que pensabas que aparecer públicamente en tu “trabajo” una semana después de dar a luz iba a ser considerado una actitud ejemplar, un modelo a seguir. Apuesto a que pensaste que cuando la gente te viera, iba a decir: Mírala, que responsable y que sacrificada…una semana después de dar a luz y ya está en su puesto de trabajo, dándolo todo por el país. Es una tía en la que se puede confiar porque es trabajadora y responsable”. 
Seguro que pensaste eso, y estabas tan contenta. Te voy a explicar lo que significa que tú estés currando a una semana de dar a luz. Voy a explicarte muy clarito las implicaciones que tiene tu sentido absurdo de la responsabilidad y tus ganas de pegar el careto.

1.- Conseguir que las mujeres tuvieran derecho a un permiso de 16 semanas para cuidar de sus hijos, ha costado mucho trabajo y esfuerzo. Ha exigido concienciar a los empresarios y empleadores de lo necesario que era ese periodo de tiempo para cuidar al bebe. Son 16 semanas, sé que se pueden hacer largas por propia experiencia, pero tampoco son un periodo tan largo como para que no hubieran podido pasar sin ti en tu supercurro. Que tu aparezcas a la semana de dar a luz en el curro…lo que dice es “las 16 semanas son superfluas…se puede volver a currar en cualquier momento”.
2.- Lamentablemente se supone que tú debes dar ejemplo…a alguien. Tranquila que no son muchas mujeres las que te tienen como ejemplo, pero igual que se supone que un político debe ser un ejemplo de honradez, una mujer en la política debería dar ejemplo de lo importante que es saber conciliar, esa palabra con la que os llenáis la boca todas. Tu ejemplo es, yo no sé conciliar y básicamente me la pela, dejo al niño y me vengo a repartir ministerios y limpiar las sillas donde estaban los otros y ahora van a estar los míos.
3.- Tu aparición recién parida dice: “Tengo que volver al curro rápido porque si no lo mismo cuando vuelva después del permiso al que legalmente tengo derecho me han quitado el trabajo”. Que traspasado a la gente normal quiere decir, si os cogéis el permiso que legalmente os corresponde…lo lógico es que cuando volváis os hayan dejado de lado en vuestro trabajo.
4.- Ya sé lo que me vas a decir…es que mi trabajo tiene unas circunstancias concretas, es importante, es vital. Si, ya sé…tienes el síndrome de “mi trabajo es darle al ON del sol para que la humanidad arranque cada día”..pero tengo malas noticias para ti: tu trabajo es exactamente igual de importante que muchos otros y mucho menos importante que algunos que se me ocurren. O me vas a decir que jugar a conspirar, dar ruedas de prensa, hacer interpretaciones torticeras de la realidad y mirar cuanto poder tienes en la cartera es más importante que por ejemplo ser cirujana de trasplantes, profesora, enfermera o cualquier otra cosa de esas que de verdad sirven para algo.
Aún así, lo importante de esto no es si tu trabajo es o no es vital para la humanidad, si tú estas contenta por mi estupendo. Lo grave es el mensaje que das: vosotras piltrafillas con vuestros puestos de cajeras, secretarias, comerciales, dependientas, administrativas de cualquier clase, ingenieras, arquitectas, ópticas, químicas, físicas…, podéis tener un permiso de 16 semanas porque al fin y al cabo vuestros trabajos son poco importantes…yo como soy guay y quiero ser más guay todavía no puedo cogerme esas 16 semanas. Es decir, “si queréis tener un buen trabajo de responsabilidad y que os respeten…amigas...no os cojaís la baja de maternidad”.
Años de pelear por algo a la puta basura por tu afán de protagonismo.
5.- Conciliación es una palabra que en tu boca suena a insulto. Conciliar no es lo que tú haces. Cuando estás forrada de pasta como para tener ayuda en casa que se quede con tu bebe RECIEN NACIDO o en tu curro son tan comprensivos como para llevártelo allí al despachito de 50 metros cuadrados...eso no es conciliación. Conciliar, reina mora...es ganar 900 euros, que no te den plaza en una guardería pública, que tu familia viva lejos y no puedan ocuparse del bebé y tener que currar 8 horas clavadas sin posibilidad de decir: uy...no vengo que el bebé está malo…y a pesar de todo...conseguir organizarte para ser buena en el curro y ocuparte de tus hijos… Quiero decir que si buscas conciliar en el diccionario, jamás saldrá tu foto.
Para que veas que no soy tan malvada como para decirte que deberías haberte privado....ELIMINADO...perdón...de la fiesta por el triunfo, entendiendo que quisieras ir  a celebrarlo a la oficina, con tus amigos y tus colegas. Tener un niño no significa no salir de casa para nada, pero...lo que te delató querida...es que tú no querías solo participar de la fiesta...querias pegar el careto, ser el perejil de todas las salsas, que quedara claro que nadie iba a quitarte el sitio…aún a costa de tu maternidad y tu “crio”….
Por supuesto que te estés saltando la ley que establece que las 6 primeras semanas son de OBLIGATORIO descanso para la madre.., ya ni lo considero, porque total... ¿para qué va a cumplir la ley una mujer que se supone que tiene y va a tener un papel fundamental en la promulgación de las leyes durante los próximos 4 años? Tonterías sin importancias…y ya se sabe...quien hace la ley hace la trampa.
Me jode hasta el infinito el uso torticero, interesado y fuera de la realidad que hacéis del embarazo y la crianza. Con vuestra pose lo único que conseguís es pisotear lo que han conseguido otras, burlaros de los esfuerzos diarios de mogollón de madres que trabajan fuera de casa, a las que les mola su curro, quieren hacerlo bien, tienen ambiciones por mejorar y a la vez cuidan de sus hijos lo mejor que saben.
Lo peor no es que me parezcáis unas memas...lo peor es que nos tomáis a las demás por memas.
Ahora, estoy esperando la próxima entrevista  en la que digas que “la maternidad es lo más importante que te ha pasado, que te ha cambiado la vida y que como todas las mujeres tienes que hacer malabarismos para conciliar tu papel de madre y trabajadora”
…ya me estoy descojonando… por no llorar.
Fuente: http://blogosferadealcorcon.com/tag/carta-de-una-madre-a-soraya-saenz-de-santamaria

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No soy ni siquiera sospechosa de tener nada en común con el PP, pero creo que esta carta es demasiado dura para con Soraya. Al fin y al cabo, que cada mujer haga , en sus circunstancias lo que le venga en gana , otra cosa es que nos prohiban volver al trabajo tras haber sido madres. Si a ella, por la razón que le ha parecido, ya está en su puesto de trabajo, es cuestión suya, particular. Lo importante es que los permisos por maternidad se hayan conseguido y estén ahí para cuando los necesitemos. Quien no quiera utilizarlos.......es asunto de ellas. Libertad ante todo. Minervina.

Berenguela dijo...

La verdad es que no soy forofa de Soraya,ni nada de eso ,pero creo que no se debe de juzgar a los demas con esa alegria y destilando ese poquito de envidia......Que haya unos derechos adquiridos y ganados a pulso no quiere decir que sean obligatorios y el que considera que no tiene que tomarselos ,pues no lo hace ,si hay que ser libre para abortar ,si quieres o no quieres ,o lo que consideres mejor para ti ,pues con lo demas igual-----y no sigo ,no juzgues y no seras juzgado ,y por lo demas todo el mundo tiene derecho a opinar ,es gratis......

Ventolin dijo...

Querida Chelo, ¡claro que estoy de acuerdo en la importancia de la libertad para que las mujeres tomen sus decisiones! ¿En qué difiero? Pues en que no todas las personas tienen suficiente independencia de criterio. Y esto me sirve para ellas y ellos en y, desafortunadamente, es frecuente seguir los “modelos” como el de Soraya. Y en una etapa en la que los vencedores limitarán nuestro estado del bienestar, creo muy importante analizar lo que puede suceder. El mensaje subliminal aportado por la número dos del gobierno recién nombrado, es claro como el agua.
Lo que me cuesta entender es lo de Berenguela que después de recomendar prudencia en los juicios a las personas, se permite juzgar lo presunta envidia de no sé quién. Porque creo, y espero que tú también querida Magui, estarás de acuerdo en que los personajes públicos llevan en el sueldo la crítica de de los ciudadanos libres. Tu y yo, como ciudadanos sin responsabilidades públicas, tenemos una libertad de la que no pueden gozar las personas públicas. ¿Recuerdas a Aznar protestando por los controles de alcoholemia?

Berenguela dijo...

Claro que tenemos derecho a criticar ,pero cuando la critica ,tiene fundamento y sirve para algo ,no por que si......

Ventolin dijo...

Reconozco para empezar que te guste la actitud de Soraya y su “crío”. Pero no que veo justo que hables de envidias “sin fundamento” como dices en tu réplica. ¿En qué fundas la idea de que la crítica a Soraya destila envidia? ¿Quién siente envidia y por qué motivo llegas a esa conclusión? ¿Opinas que los argumentos de la madre sobre la actitud de este personaje público reflejan envidia? ¿Qué opinas del ejemplo de los llamados “líderes de opinión”? Citas la frase “no juzgues y no serás juzgado” Informate de donde aparece y verás que se refiere a los acusadores de la adultera. A los líderes de opinión de la época, los echó del templo a latigazos… Supongo que no por capricho, si no por juzgarlos indignos.