viernes, 9 de diciembre de 2011

INMACULADA


Ayer se celebraba en los países de mayoría católica la fiesta de la Inmaculada. Este título fue otorgado por el papa Pio IX el 8 de diciembre de 1854.  El historiador Francesco Guglieta, experto en la vida de Pío IX, señala que el tema del naturalismo, que despreciaba toda verdad sobrenatural, podría considerarse como la cuestión de fondo que impulsó al Papa a la proclamación del dogma que viene a decir que María fue concebida sin pecado original.
Creo que los creyentes debemos tener una actitud adulta ante esta definiciones papales. Para ello conviene analizar los orígenes de ciertas creencias como la de “pecado original”
Muchos pueblos antiguos poseen relatos del pecado original en una época de un trato familiar con Dios, roto por cometer una desobediencia, comer un fruto, encender un fuego, o por falta de atención. Los autores del Génesis parecen querer amalgamar los relatos asirios y acadios, haciendo aparecer el árbol, la fruta, la serpiente y la mujer. Para asumir la existencia del pecado original habría que negar la evolución de las especies y suponer que Adán y Eva existieron de verdad y no son una metáfora bíblica.
En cualquier caso, lo que es cierto es que el titulo de inmaculada no se refiere para nada al sexo. Sin embargo está muy extendida la vinculación de inmaculado, cuyo significado es sin mancha, con las “manchas” del sexo. ¿Dónde nace este error? Para intentar explicármelo investigué en los antecedentes tanto del Antiguo Testamento como en la Historia del Cristianismo, y en próximas entradas desarrollaré mis conclusiones

4 comentarios:

atreyu dijo...

Ese y no otro, es el asunto.
Según tradición, 10 son los Mandamientos, y me pregunto, ¿sólo el Sexto es el primordial? No es el más importante, aunque diría que es el más divertido en desobedecer.
No es divertido saltarse lo de celebrar las fiestas, ni ofender al padre y a la madre de uno mismo. Tampoco desear los bienes ajenos...más que nada, por el desasosiego que produce, al deseador.
Aunque, Inmaculada, es "sin mancha de pecado alguno", o al menos así me lo enseñaron a mi.
Por contra, queda un poco extraño, que si todos tenemos defectos, llámale, "pecados", o como más te guste; hubiera una mujer, la madre de Jesús, que naciera libre de toda inclinación o defecto natural en el ser humano.
Yo creo, que ese papa, para evitar discusiones, lo elevó a la categoría de Dogma, así, nadie lo pondría en duda.
O bien, pensaron, que María debía estar libre de cualquier defecto humano.
No sé, creo que me he confundido, esperaré a tus próximas aportaciones.

Berenguela dijo...

De ac uerdo en todo ,Andres,seguiré tus refexines.

Anónimo dijo...

VENTO,,TARDARÁS MUCHO?,,,,ME PARECE INTERESANTE EL TEMA.
SALUDOSSSSS

Conxa Gausi dijo...

El mio es el hipocoristico de Inmaculada, y que culpa tengo yo de llamarme así?.
Aunque a decir verdad y siendo una agnostica con dudas, ya me acostumbre a llevarlo sin profundizar en su significado, que como todo lo de la Iglesia, me parece aberrante. Saludos, Conxa