jueves, 1 de diciembre de 2011

NICANOR PARRA


El poeta chileno Nicanor Parra gana el premio Cervantes 2011
A sus 97 años, es un poeta relativamente desconocido para el gran público, aunque escribió su primera obra, 'Cancionero sin nombre', en 1935. Está considerado uno de los grandes "antisistema" del universo poético.
El diario Público relata así su biografía:
  
Era uno de los favoritos para llevarse el Premio Cervantes 2011 y los pronósticos se cumplieron. Su nombre llevaba sonando años y al final este año le tocó. El poeta chileno Nicanor Parra ganó este jueves el premio literario más importante en lengua española. El fallo del Cervantes, que está dotado con 125.000 euros, fue hecho público por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. La ministra explicó que fueron necesarias ocho votaciones hasta alcanzar el consenso.
Margarita Salas, presidenta del jurado, destacó que Parra tiene "una trayectoria muy amplia" en la poesía, pero no sólo eso, es también físico". Salas reconoció que entre los factores que influyeron para premiar al poeta chileno fue la existencia de esa norma no escrita que dice que un año toca premiar a un escritor español y otro a un escritor hispanoamericano. El año pasado la galardonada fue Ana María Matute, así que este año le tocaba a un hispanoamericano". 
Parra, de 97 años es un poeta relativamente desconocido para el gran público, aunque publicó su primera obra, Cancionero sin nombre, en 1935. Poeta y académico, además de matemático y físico, Parra está considerado uno de los grandes "antisistema" del universo poético.
Hermano mayor de la mítica cantante Violeta Parra, Nicanor Parra nació el 5 de septiembre de 1914 en San Fabián de Alico (Chile). Creador de la llamada "antipoesía", que revolucionó el lenguaje de los versos desafiando la tradición con el más crudo lenguaje cotidiano, es el único superviviente del trío más famoso de poetas chilenos con Pablo Neruda y Vicente Huidobro.
Licenciado en Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile, después se especializó en Mecánica Avanzada en la Universidad Brown de Rhode Island (EEUU) y amplió su formación en la británica de Oxford. Compaginó los versos con la enseñanza. En 1996 dejó sus clases de Mecánica Teórica, al cabo de una docencia de 51 años en la Universidad de Santiago de Chile, donde fundó el Instituto de Estudios Humanísticos de la Facultad de Ingeniería junto con otro poeta "todoterreno", Enrique Lihn.
En el pasado fue profesor visitante de varias universidades estadounidnses, como las de Louisiana o Nueva York, donde aprovechaba la estancia para realizar lecturas poéticas.
Apasionado defensor de la democracia, en 1988 participó en su país en el Frente Amplio de Intelectuales por el No, que se constituyó con motivo del plebiscito de reafirmación convocado por el general Pinochet para ese año. Se dio a conocer al público español en 2001, con la exposición Artefactos visuales, que reunió 267 mordaces "trabajos prácticos" del ciclo Homenaje multidisciplinario Antiparra Productions, un espacio de crítica a la etapa actual de consumo y globalización presentado en las capitales chilena y española con gran éxito.
Revolucionó el lenguaje de los versos desafiando la tradición con el más crudo lenguaje cotidiano
En su obra figuran títulos como Cancionero sin nombre (1937), Poemas y antipoemas (1954), La cuesta larga (1958), Versos de salón (1962), La camisa de fuerza (1968), Obra gruesa (1969), Antipoemas (1972), Artefactos (1972), Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977), Coplas de Navidad (1983), Poesía política (1983), Hojas de Parra (1985), Páginas en blanco (2001), Discursos de sobremesa (2006) y Obras completas I & algo + (2006).
Ha hecho algunas traducciones literarias del inglés, como El rey Lear de Shakespeare, y científicas, como los Fundamentos de la Física (1957), de Robert Bruce Lindsay y Henry Margenau.
En 2009 dedicó a la muerte de Mario Benedetti el siguiente "artefacto" poético: "A lo más que se puede aspirar
Es a dejar dos o tres frases en órbita
Que yo sepa don Mario dejó al menos una:
La muerte y otras sorpresas
¡Señor mío, la frasecita!".
Entre los homenajes que se le han ofrecido destacan el de la Sociedad de Autores y Compositores chilena, en 2000; el del Gobierno chileno por el 90 cumpleaños del poeta (2004). Es el hermano mayor de la mítica cantante Violeta Parra
Nicanor Parra ha sido reconocido con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001) y otros galardones como el Premio Municipal de Santiago (1937 y 1954), el Premio del Sindicato de Escritores de Chile (1954), el Nacional de Literatura de Chile (1969), el Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991). Además posee la Medalla Abate Molina de la Universidad chilena de Talca (1998), la Medalla Rectoral de la Universidad de Chile (1999) y el Premio Bicentenario de la Universidad y la Corporación del Patrimonio Cultural chilenas (2001).
Asimismo, es miembro de la Fundación Gabriela Mistral desde 1993 y ha recibido diversos doctorados "honoris causa", como los de las universidades de La Concepción (Chile) y Brown (EEUU). El nonagenario poeta reside en Las Cruces, en la región de Valparaíso.
He aquí uno de sus poemas:

Defensa de Violeta Parra

Dulce vecina de la verde selva
Huésped eterno del abril florido
Grande enemiga de la zarzamora
Violeta Parra.
Jardinera locera costurera
Bailarina del agua transparente
Árbol lleno de pájaros cantores
Violeta Parra.
Has recorrido toda la comarca
Desenterrando cántaros de greda
Y liberando pájaros cautivos
Entre las ramas.
Preocupada siempre de los otros
Cuando no del sobrino de la tía
Cuándo vas a acordarte de ti misma
Viola piadosa.
Tu dolor es un círculo infinito
Que no comienza ni termina nunca
Pero tú te sobrepones a todo
Viola admirable.
Cuando se trata de bailar la cueca
De tu guitarra no se libra nadie
Hasta los muertos salen a bailar
Cueca valseada.
Cueca de la Batalla de Maipú
Cueca del Hundimiento del Angamos
Cueca del Terremoto de Chillán
Todas las cosas.
Ni bandurria ni tenca ni zorzal
Ni codorniza libre ni cautiva
Tú solamente tú tres veces tu Ave del paraíso terrenal.
Charagüilla gaviota de agua dulce
Todos los adjetivos se hacen pocos
Todos los sustantivos se hacen pocos
Para nombrarte.
Poesía pintura agricultura
Todo lo haces a las mil maravillas
Sin el menor esfuerzo
Como quien se bebe una copa de vino.
Pero los secretarios no te quieren
Y te cierran la puerta de tu casa
Y te declaran la guerra a muerte
Viola doliente.
Porque tú no te vistes de payaso
Porque tú no te compras ni te vendes
Porque hablas la lengua de la tierra
Viola chilensis.
¡Porque tú los aclaras en el acto!
Cómo van a quererte me pregunto
Cuando son unos tristes funcionarios
Grises como las piedras del desierto
¿No te parece?
En cambio tú Violeta de los Andes
Flor de la cordillera de la costa
Eres un manantial inagotable
De vida humana.
Tu corazón se abre cuando quiere
Tu voluntad se cierra cuando quiere
Y tu salud navega cuando quiere
Aguas arriba!
Basta que tú los llames por sus nombres
Para que los colores y las formas
Se levanten y anden como Lázaro
En cuerpo y alma.
¡Nadie puede quejarse cuando tú
Cantas a media voz o cuando gritas
Como si te estuvieran degollando
Viola volcánica!
Lo que tiene que hacer el auditor
Es guardar un silencio religioso
Porque tu canto sabe adónde va
Perfectamente.
Rayos son los que salen de tu voz
Hacia los cuatro puntos cardinales
Vendimiadora ardiente de ojos negros
Violeta Parra.
Se te acusa de esto y de lo otro
Yo te conozco y digo quién eres
¡Oh corderillo disfrazado de lobo!
Violeta Parra.
Yo te conozco bien hermana vieja
Norte y sur del país atormentado
Valparaíso hundido para arriba
¡Isla de Pascua!
Sacristana cuyaca de Andacollo
Tejedora a palillo y a bolillo
Arregladora vieja de angelitos
Violeta Parra.
Los veteranos del Setenta y nueve
Lloran cuando te oyen sollozar
En el abismo de la noche oscura
¡Lámpara a sangre!
Cocinera niñera lavandera
Niña de mano todos los oficios
Todos los arreboles del crepúsculo
Viola funebris.
Yo no sé qué decir en esta hora
La cabeza me da vueltas y vueltas
Como si hubiera bebido cicuta
Hermana mía.
Dónde voy a encontrar otra Violeta
Aunque recorra campos y ciudades
O me quede sentado en el jardín
Como un inválido.
Para verte mejor cierro los ojos
Y retrocedo a los días felices
¿Sabes lo que estoy viendo?
Tu delantal estampado de maqui.
Tu delantal estampado de maqui
¡Río Cautín! ¡Lautaro! ¡Villa Alegre!
¡Año mil novecientos veintisiete
Violeta Parra!
Pero yo no confío en las palabras
¿Por qué no te levantas de la tumba
A cantar a bailar a navegar
En tu guitarra?
Cántame una canción inolvidable
Una canción que no termine nunca
Una canción no más una canción
Es lo que pido.
Qué te cuesta mujer árbol florido
Álzate en cuerpo y alma del sepulcro
Y haz estallar las piedras con tu voz
Violeta Parra
Esto es lo que quería decirte
Continúa tejiendo tus alambres
Tus ponchos araucanos
Tus cantaritos de Quinchamalí
Continúa puliendo noche y día
Tus toromiros de madera sagrada
Sin aflicción sin lágrimas inútiles
O si quieres con lágrimas ardientes
Y recuerda que eres
Un corderillo disfrazado de lobo.










3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si atreverme a decirlo pero los primeros poemas de este poeta los leí a mi llegada a la universidad de Salamanca y no me gustaron mucho. Con el tiempo, leí algunos otros y, de cada tres que leí, sólo me gustó uno, así que no volví a leerlo. Me entero ahora de su premio y me alegro , dado que yo no pretendo ser la referencia de casi nada; menos aún la de un Premio de este nivel. Un abrazo y enhorabuena a Nicanor Parra. Minervina.

Ventolin dijo...

Mi querida paisana: ¿quien te impide tener tu propio criterio? Que aburrido sería si todos pensara lo mismo

atreyu dijo...

Premio Cervantes 2011


Nicanor Parra chileno de 97 años ha sigo galardonado con el premio Cervantes 2011. Físico teórico y matemático de profesión ejerció muchos años como profesor. Poeta por amor y por vocación desde muy joven, publicó a los 21 años "Cancionero sin nombre", luego apareció "Poemas y antipoemas" creando el movimiento Antipoesía como antagonismo al otro gran poeta también chileno Pablo Neruda. Ha recibido muchos premios a lo largo de su vida. La cantautora fallecida Violeta Parra era su hermana.
¡Enhorabuena!

(Extraído del blog "Lectura y café")